Audioprotesista

El audioprotesista es una persona que está encargada de la adaptación de los audífonos auxiliares a un paciente que sufre de pérdida de audición. Estas personas están especializadas en el campo de la audiología para poder atender los casos que se relacionen con el sistema auditivo.

Recordemos que la audiología es aquella rama de la ciencia que se encarga de estudiar el diagnóstico de patologías del oído. También tiene como objetivo explorar la fisiología y anatomía de cada parte de este órgano sensorial. Además de la prevención, tratamiento y rehabilitación de los trastornos auditivos.

Se estima que por lo menos 8% de la población española sufre de algún tipo de afección auditiva, donde encontramos la pérdida de la audición. Es por estas razones que cada vez se necesitan más profesionales con conocimientos en la audiología. Un audioprotesista se encarga de atender todas las necesidades de un paciente en cuanto a la utilización de alguna prótesis auditiva.

La propagación de esta rama de la ciencia está en manos de de técnicos superiores en audiología protésica y especialistas en otorrinolaringología. El audioprotesista es uno de los profesionales que están cualificados para revisar la salud auditiva, pues son expertos formados en el campo de la audiología.

Servicios que ofrece un audioprotesista

Existen diversos servicios relacionados con la audiología en los cuales el audioprotesista se puede desenvolver. La atención personalizada hacia un paciente y la aplicación de una prueba audiométrica son servicios comunes que puede prestar un profesional de prótesis auditivas. Esta profesión se puede igualar a la labor de un óptico en lo que respecta a la vista.

Pruebas auditivas

Prevenir los problemas de la audición es una de las condiciones principales para la cual se prepara un audioprotesista. Una de las maneras en la que se puede diagnosticar una afección auditiva es a través de la aplicación de una audiometría. El audioprotesista puede encargarse de dirigir esta prueba para determinar qué tipo de prótesis puede requerir una persona.

La audiometría consiste en una prueba donde un paciente debe permanecer en una cabina insonorizada. Allí se le provee de un set de audífonos que se utilizarán para medir la capacidad auditiva de cada oído. Del otro lado de la cabina se encuentra el audioprotesista. Este debe hacerse cargo de operar el audiómetro para emitir las frecuencias que va a escuchar el paciente.

Una vez terminada la prueba y el audiómetro haya arrojado los resultados, el audioprotesista se encargará de realizar un diagnóstico para detallar los síntomas. Luego, este se encargará de asesorarte en cuanto a qué tipo de audífonos debes de utilizar para comenzar con la rehabilitación de los oídos.

Consejería sobre qué tipo de prótesis es la adecuada

Una vez que el paciente haya sido valorado y se haya detectado algún tipo de pérdida auditiva, será el audioprotesista quien se encargue de asesorarlo. Este tipo de atención personalizada es necesaria pues existe un sinfín de audífonos auxiliares que el paciente puede utilizar.

Las prótesis auditivas pueden variar en modelos, marcas, tamaños, colores y muchas otras características y prestaciones. Por esta razón es que se necesita el consejo de un especialista en este tipo de aparatos. Es el audioprotesista quien determina cuál es la más adecuada según el tipo de patología que se presente.

Muchas empresas manufactureras de audífonos auxiliares a día de hoy ofrecen la posibilidad de configurar estos aparatos por tu propia cuenta. Sin embargo, la ayuda de un profesional nunca está de más, pues así lograremos un funcionamiento óptimo de nuestras prótesis. 

Rehabilitación del paciente

Dice el primer contacto con el paciente, la función de un audioprotesista es la de acompañarlo durante el tiempo que sea necesario hasta completar su rehabilitación. En esta primera visita, el especialista debe estar al tanto de los factores que pueden favorecer la aparición de la pérdida auditiva. Estos pueden ser antecedentes familiares, exposición constante a sonidos de alta frecuencia y enfermedades infecciosas que afectan el sistema auditivo.

Luego de que se haya completado la anamnesis, el audioprotesista debe encargarse de realizar los estudios adecuados para poder valorar las necesidades del paciente. El primer acercamiento puede consistir en una exploración visual a través de una otoscopia para así poder evidenciar posibles daños en el conducto auditivo. Luego de esto es necesario aplicar la audiometría, como se mencionó anteriormente.

Una vez que se obtenga toda la información necesaria es necesario procesarla para poder seleccionar el tipo de audífono más conveniente para la persona. El audioprotesista puede obtener una impresión interna de tu oído introduciendo una pasta que se solidifica luego de aplicarla. Esto servirá como un molde para fabricar el audífono elegido.

Cuando el paciente obtenga su audífono, nuevamente se debe aplicar una audiometría para determinar la eficacia del mismo. En caso de que sea necesario, el audioprotesista hará ajustes para calibrar correctamente la prótesis auditiva. 

Terminado este proceso, el audioprotesista debe seguir llevando a cabo consultas periódicas para realizar ajustes a la prótesis auditiva. Durante estas consultas también se pueden efectuar nuevas pruebas audiométricas para asegurar que la prótesis aún sigue funcionando. Igualmente se realiza el mantenimiento o se renueva el molde del audífono si es necesario.

Limpieza de la prótesis auditiva

La limpieza de una prótesis auditiva es un proceso que debe hacerse con cuidado, o de otra manera podemos terminar dañando algún componente. Para este tipo de situaciones están los audioprotesistas; profesionales especializados en este tipo de productos y su mantenimiento.

Cuando se trata de la limpieza de un audífono auxiliar, sus usuarios suelen preocuparse pues no saben cuál es el proceso adecuado. Aunque tampoco representa un proceso de otro mundo, si no tienes mucha destreza con este tipo de situaciones es mejor que lo haga profesional.

Los últimos auxiliares suelen ser bastante costosos, por lo que dañarnos no es un lujo que nos podemos permitir fácilmente. Mucho menos cuando se trata de algo que puede realizar un profesional como lo es un audioprotesista. Es posible que te cobren por realizar este mantenimiento, pero es mejor pagar un costo pequeño a tener que comprar de nuevo una prótesis auditiva.

Referencias bibliográficas

Audiotek. “Las funciones del audioprotesista”. Consultada el 2 de abril de 2021.

Atenzia. “¿A qué se dedica el audioprotesista?”. Consultada el 2 de abril de 2021.

Audifon. “¿A qué se dedica un audioprotesista en un centro auditivo?.  Consultada el 2 de abril de 2021.

Audifon. “Las funciones y labores de un audioprotesista”. Consultada el 2 de abril de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.