Cadena de huesecillos

El oído es el órgano sensorial a través del cual podemos percibir los sonidos de nuestro alrededor. Éste está dividido en tres partes principales: el oído interno, el medio y el externo. Cada una de las secciones cumplen funciones especiales y estas cuentan con diferentes componentes. Todas trabajando en conjunto para permitirle a las personas escuchar.

En el oído medio podemos encontrar a los tres huesos más pequeños del cuerpo humano. Estas estructuras óseas son conocidas en conjunto como como la cadena de huesecillos u osículos auditivos. Estos forman parte de la cavidad timpánica del oído medio y tienen una longitud de 18 mm entre los tres. La función de estos huesos es la de transmitir el movimiento que provocan las vibraciones del sonido hacia el oído interno a través de la ventana oval.

Los nombres de estos huesos, en orden desde la membrana timpánica hasta el oído interno, son Malleus, Incus y Stapēs. Que solamente son una traducción en latín de Martillo, Yunque y Estribo. La ausencia de alguno de estos huesecillos puede conducir a una pérdida de audición moderada a severa. Estos huesos están protegidos por el tímpano, pues sin él, actividades como sumergirse en el agua serían imposibles. La presión generada por el líquido podría penetrar hasta el oído medio y destruir la cadena de huesecillos.

Martillo

Si tomamos el orden de los huesecillos desde el tímpano hasta el oído interno el primero que encontraremos hacer el “Martillo o “Malleus”. Este huesecillo consta de una cabeza la cual forma la parte superior del martillo. Está ubicada en la parte superior de la membrana timpánica y a su vez está soportada por el cuello del mismo huesecillo. 

El cuello del martillo está relacionado lateralmente con una porción flácida de la membrana timpánica. Luego de esta parte podemos encontrar dos apófisis en el martillo, una lateral y otra anterior. La apófisis lateral se proyecta como un pequeño cono adhiriéndose a la parte superior del tímpano por medio de los pliegues maleolares anteriores y posteriores.

Por otro lado, la apófisis anterior es mucho más larga que la lateral. Se encuentra en una ubicación superior a la apófisis lateral e inferior al cuello del martillo. Ésta se proyecta hacia delante con una forma que se asemeja a un huso, llegando hasta la pared anterior del oído medio.

Este huesecillo se encuentra suspendido en el oído medio gracias a tres ligamentos diferentes. El primero de ellos es el ligamento anterior, una banda fibrosa que se adhiere a la base del cuello del martillo y lo une con la pared carotídea de la cavidad timpánica. Luego el ligamento superior se encarga de unir la cabeza del martillo al “techo” de la cámara del tímpano.

Por último, encontramos al ligamento lateral, el cual tiene una forma triangular. Está unido a la cabeza o cuello del martillo, y su función es mantenerlos adheridos a la cara posterior de la muesca timpánica. 

Yunque

Entre el martillo y estribo encontramos al “Incus”, mejor conocido como “Yunque”. Su función es recibir las vibraciones que pasan a través del martillo, con el cual se conecta lateralmente a través de la articulación incudomaleolar. Una vez que estas vibraciones pasan a través del yunque, son enviadas hacia el estribo, conectado a este huesecillo por la articulación incudoestapedial.

El Yunque se mantiene ubicado en su lugar dentro del oído medio gracias a la acción de dos ligamentos que lo sostienen. El ligamento superior es una banda fibrosa que se encarga de unir al cuerpo del yunque con la pared tegmental de la cavidad timpánica. Por otro lado, el ligamento posterior se encarga de unir a la extremidad corta de este huesecillo con la pared mastoidea.

El yunque tiene una extremidad larga que se proyecta hacia la parte inferior de la cavidad timpánica. Esta termina en un ángulo de 90°, donde se forman la apófisis lenticular. Esta última parte es la que articula con la cabeza del estribo a través de la articulación incudoestapedial.

Estribo

El último huesecillo de la cadena es el “Estribo”, cuyo nombre viene de la traducción del término en latín “Stapēs”. Es también el hueso más liviano y pequeño del cuerpo humano y se llama así por su parecido con el estribo de un jinete. Este huesecillo está conectado a la ventana oval por acción del ligamento anular. 

Esto permite que la base del estribo pueda transmitir la energía sonora a través de la ventana, dirigiendo el sonido hacia el oído interno. Pero primero el sonido debe pasar a través de la cabeza del estribo, la cual está conectada al yunque a través de la articulación incudoestapedial. 

La cabeza del estribo se proyecta en un cuello que luego se divide en dos extremidades, una posterior y otra anterior. Ambas extremidades luego se adhieren a la base que tiene una forma de óvalo. Es esta base la que se encuentra adherida a la ventana oval, la cual conecta al oído interno con el oído medio.

Función del sistema de la cadena de huesecillos

Primero, el sonido entra a través del canal auditivo externo donde se dirigen las vibraciones hacia la membrana del tímpano. Estas variaciones de la presión provocan que el mango del martillo se mueva. Esto causa que la cabeza de este huesecillo también se mueva, transfiriendo esta dinámica al yunque. Y gracias a su unión con el estribo, este último también recibe las vibraciones, quien las traslada al oído interno a través de su base.

Una vez que el sonido llega a esta última parte, se genera una onda que mueve el líquido en el oído interno. Cuando esto sucede las células ciliadas que se encuentran dentro de la cóclea comienzan a transformar las vibraciones mecánicas en señales eléctricas.

La base del estribo es mucho más pequeña que la membrana timpánica. Gracias a esta característica del huesecillo, la fuerza de la vibración en la base es incrementada hasta 10 veces más que como entra por el tímpano. Eso significa que la función principal de los huesecillos isla de amplificar la fuerza de las vibraciones y al mismo tiempo disminuyen su amplitud.

Referencias bibliográficas

Audifon. “La cadena de huesecillos del oído interno”. [https://audifon.es/que-es/c/cadena-de-huesecillos/]. Consultada el 3 de abril de 2021.

Centro Auditivo Cuenca. “Fisiología de la audición: oído medio”. [https://www.centroauditivo-valencia.es/2015/11/03/fisiolog%C3%ADa-de-la-audici%C3%B3n-o%C3%ADdo-medio/]. Consultada el 3 de abril de 2021.

Beltone. “Anatomía del Oído: los huesos del oído – Blog Beltone España”. [http://blog.beltone.es/anatomia-del-oido-los-huesos-del-oido/]. Consultada el 3 de abril de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.