Martillo oído

El órgano sensorial, a través del cual tenemos la posibilidad de escuchar los sonidos que nos rodean, es conocido como oído. Gracias a cada una de las estructuras que lo componen, tenemos la capacidad de ser partícipes de este milagro de la audición. Al oído se le divide en tres secciones principales: el oído externo, el oído medio y el oído interno. 

Cada una de ellas, a su vez, está compuesta por diferentes partes. En el oído externo podemos encontrar el pabellón auricular y el canal auditivo que se encargan de captar y redirigir las ondas de los sonidos hacia el oído medio. En esta segunda parte del oído podemos encontrar a la membrana timpánica y a la cadena de huesecillos. Estos se encargan de transmitir y conducir las ondas del sonido hacia el oído interno. Y, por último, en el oído interno se transforman las ondas mecánicas a impulsos eléctricos que el cerebro puede entender. 

Cada una de las estructuras fueron papel muy importante y si alguna de ellas llegara a faltar el proceso de la audición se vería gravemente afectado. Por ejemplo, una de estas estructuras es el martillo, el cual es uno de los osículos que compone a la cadena que se encuentra en el oído medio. Este hueso recibe ese nombre debido a que su apariencia se asemeja a un martillo de la vida real. 

Función del martillo 

Tal y como fue establecido anteriormente, el oído se compone por diferentes estructuras, donde una de éstas es la cadena de huesecillos. Esta se encarga de transmitir las vibraciones de los sonidos desde la membrana timpánica hacia la ventana oval. Si seguimos el camino que toman los sonidos, cuando nos encontramos con los huesecillos, el primer hueso que participa en este proceso es el martillo. 

Cuando el tímpano vibra por causa del golpe de las ondas sonoras, esto provoca que los huesillos se pongan en movimiento. El tiempo no funciona con un excelente colector de sonidos y en su superficie interna se encuentra unido el martillo. Está dispuesto de una manera que uno de sus extremos se encuentre adherido al tímpano, mientras que el otro forma una bisagra con el yunque. 

Por otro lado, el yunque se encuentra unido al estribo y así se completa esta cadena de huesecillos. Si el martillo sufre cualquier tipo de daño que afecte a su funcionamiento, la persona podría experimentar un tipo de hipoacusia. Se le conoce como hipoacusia conductiva y sucede cuando alguna de las estructuras que están implicadas en la conducción del sonido se ve afectada. 

Entonces, la función principal del martillo es la de transmitir las vibraciones que vienen desde la membrana timpánica. De esta manera, tanto el proceso a través del cual somos capaces de oír los sonidos del ambiente que nos rodea. Además, la cadena de huesecillos en conjunto, tiene la posibilidad de amplificar las ondas sonoras que vienen desde el exterior. De esta manera, si alguno de ellos se llegara a faltar, el proceso se vería gravemente interrumpido y la audición no sería posible. 

Anatomía y estructura del martillo 

Cuando tomamos el orden de la cadena de huesecillos desde la membrana timpánica hasta el oído interno, el primer hueso que hallaremos es el martillo. Este hueso, tal y como los otros, recibe su nombre ya que tiene semejanza con la herramienta de la vida real. Y esto se debe a que posee una cabeza que es lo que hace que se asemeje a la herramienta mencionada. 

De manera lateral, este huesecillo se relaciona con la sección parcialmente flácida de la superficie interna de la membrana timpánica. A su vez, el martillo cuenta con dos apófisis, una lateral y otra anterior. La primera de ellas tiene una proyección como un pequeño cono el cual se adhiere a la sección superior del tímpano. Esto último es posible gracias a los pliegues de maleolares anteriores y posteriores. 

Mientras tanto, la apófisis anterior es mucho más larga que la apófisis lateral. Esta se encuentra en una ubicación ligeramente superior a la apófisis lateral, pero inferior en cuestión al cuello del martillo. Esta, por su parte, se proyecta hacia adelante con una forma que tiene semejanza a un huso. Tiene una extensión de tal manera que logra llegar hasta la pared anterior del oído medio. 

El martillo se encuentra relativamente suspendido en el oído medio gracias a la acción de 3 ligamentos diferentes. El primero de ellos se le conoce como ligamento anterior y consta de una banda fibrosa que se adhiere a la base del cuello del martillo. De esta manera, es capaz de unirlo a la pared carotídea de la cavidad timpánica. 

Por otro lado, tenemos el ligamento superior que tiene la función de unir la cabeza del martillo al techo de la cámara del oído medio. Y, por último, podemos encontrar el ligamento lateral, el cual posee una forma triangular. Este puede estar unido a la cabeza o al cuello del martillo y su función principal es la de mantener su unión a la muesca timpánica que se encuentra en la cara posterior del oído medio.  

Condiciones asociadas al martillo 

Existen diferentes condiciones que pueden afectar el funcionamiento del martillo. Lo que sucede es que esas afecciones no se limitan solamente a afectar el martillo. Sino más bien son una serie de diferentes patologías que pueden afectar a la cavidad timpánica por completo o a sus estructuras. 

Por ejemplo, una de las enfermedades que afecta a la cadena de huesecillos es la otosclerosis. Esta es una especie de remodelación ósea anormal de los huesos que conforman a esta cadena. Generalmente esto provoca que se genere una fusión o una fijación de los huesecillos. Cuando esto sucede, las vibraciones no pueden ser transmitidas de manera correcta a través del oído medio. 

Es posible que la otitis media también afecte las estructuras de la sección media del oído. Esta consta de una infección que cuando se vuelve crónica puede acumular una gran cantidad de fluidos dentro de la cavidad timpánica. Este fluido puede amortiguar las vibraciones que provocan las ondas sonoras, por lo que se ve afectado el martillo y las demás estructuras.

Referencias bibliográficas

Audifon. “El martillo, una de las partes conocidas del oído”. [https://audifon.es/que-es/m/martillo]. Consultada el 21 de mayo de 2021.

Fisioonline. “Martillo | Qué es, significado, dónde se encuentra, para qué sirve y lesiones”. [https://www.fisioterapia-online.com/glosario/hueso-martillo]. Consultada el 21 de mayo de 2021.

Scientific American. “How do the hammer, anvil and stirrup bones amplify sound into the inner ear?”. [https://www.scientificamerican.com/article/experts-how-do-the-hammer-anvil-a/]. Consultada el 21 de mayo de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.