Nervio de aparato auditivo

Existe un grupo de nervios del sistema nervioso periférico, conocido como pares craneales. Esto se debe a su nombre, ya que provienen de la cavidad craneal del cerebro y no de la médula espinal. La característica principal de estos servicios es que no todos tienen la misma función. Mientras tenemos algunos que se encargan de las funciones motoras, otros son solo sensitivos y algunos poseen estas dos características. 

Cuando hablamos de nervios sensitivos, estos se encargan de conducir los impulsos desde el medio externo hacia el interior del organismo a través de los sentidos. Cada uno de los nervios tiene una salida desde el cráneo y un recorrido diferente a través de él. Los nervios sensitivos son 3, tenemos el nervio olfatorio que se encarga su nombre, lo dice de la sensibilidad del olfato. También tenemos el nervio óptico, que es el que está encargado de la sensibilidad de la vista. 

El octavo de los 12 nervios craneales es conocido como el nervio auditivo. Eso también puede recibir el nombre de nervio vestibulococlear o nervio estatoacústico. Como su nombre lo indica, este nervio está relacionado directamente con las funciones auditivas y del equilibrio. A su vez, el nervio vestibulococlear se encuentra compuesto por dos nervios: El nervio coclear y el nervio vestibular. 

Estructura del nervio vestibulococlear 

El nervio vestibulococlear está constituido principalmente por neuronas bipolares. Además, está compuesto por dos grandes divisiones, en las cuales encontramos al nervio coclear y al nervio vestibular. Podemos encontrar a este nervio entre la protuberancia encefálica y el bulbo raquídeo. La primera de estas es la parte media del tronco del encéfalo, mientras que la otra parte se refiere la región inferior de este mismo. 

Al octavo para que la nena le acompaña la arteria laberíntica. Esta última está generalmente ramificada desde la arteria cerebelosa anteroinferior. Posteriormente se encuentra con el séptimo nervio a través del meato acústico interno que da hacia el oído interno. A continuación, estudiaremos con más detalle los nervios que componen al nervio vestibulococlear. 

Nervio coclear 

Cuando se trata de la regulación de las funciones auditivas, el nervio coclear es el encargado de esta tarea. A este nervio también se le suele conocer como neurona auditiva o acústica. Es una de las dos partes que conforman al nervio vestibulococlear. Toda la información auditiva que va desde la cóclea del oído interno hacia el cerebro es transmitida por este nervio. 

Está compuesto por diferentes ramificaciones que provienen desde el conducto coclear. Posteriormente, este pasa por el modiolo, el cual es una estructura que está conformada por diferentes fibras musculares que provienen de varios músculos cerca de la boca.  Avanzando, sale mediante el meato acústico interno, donde ya se encuentra con el nervio vestibular para formar al nervio estatoacústico 

Nervio vestibular 

Ese nervio es una de las ramas que forma parte del nervio vestibulococlear. Es el encargado de transmitir toda información sensorial que es transmitida por las células pilosas vestibulares. Estas últimas son las que están ubicadas en los órganos otolíticos, es decir, el utrículo, el sáculo. La información producida por estos órganos se encarga de reflejar la gravedad y aceleración lineal de la cabeza. 

También se encarga de transmitir la información que es producida por los canales semicirculares. Estos últimos son necesarios para la información que refleja el movimiento de rotación de la cabeza. Gracias a la información que estos órganos proveen al cerebro es que se obtiene la sensación de la posición del cuerpo y la estabilidad de la mirada. 

Condiciones relacionadas al nervio estatoacústico 

El oído, tal y como cualquier otra parte del cuerpo, es propenso a sufrir de ciertas condiciones que pueden afectar su funcionamiento. Su órgano está compuesto por diferentes estructuras donde cada una es importante para el procesamiento de los sonidos que podemos percibir. Y por supuesto, los nervios también forman parte de las estructuras que pueden verse afectadas. 

Por otro lado, todas las estructuras del oído interno están conectadas entre ellas. Por lo tanto, cualquier lesión al sistema vestibular puede causar desórdenes en la cóclea y viceversa. Cuando el nervio vestibulococlear de una persona recibe algún daño, éste se puede manifestar en una pérdida de la audición neurosensorial. Los ruidos pueden ser transmitidos sin ninguna dificultad, desde el oído externo al medio, la limitación podemos encontrarla en el oído interno. 

Allí donde la percepción de la calidad e intensidad del sonido se ve reducida. El daño del nervio vestibulococlear puede darse a través del tiempo. Cuando el caso es éste, se le conoce como presbiacusia. Sin embargo, también otras causas que pueden provocar un daño en serio, como los traumatismos, exposición a ruidos elevados, enfermedades como el síndrome de Meniere y otras más. 

Neurinoma del acústico 

Un neurinoma del acústico, también conocido como schwannoma vestibular, es un tumor que, aunque no es muy frecuente, si logra afectar en gran manera al nervio principal vestibular. Donde este tipo de tumor se encuentra en las células de Schwann, Las cuales cubren al nervio y crece de forma lenta. 

Normalmente es muy difícil detectar este tipo de tumores en su etapa más temprana, debido a que los síntomas suelen ser muy sutiles. Y debido a que afecta al nervio vestibulococlear, los síntomas se verán relacionados con la audición y la capacidad de equilibrio. Además, en casos más graves podría llegar a afectar a otros nervios debido a la presión que provoca la masa en crecimiento. 

Por supuesto, a medida que este tumor adquiere un mayor tamaño, los síntomas también van creciendo con él. Algunos de los síntomas que podemos mencionar en esta afección que ataca al nervio vestibulococlear son el tinnitus. Escuchar el sonido de un pitido o zumbido que no tiene ninguna fuente de física aparente. 

Otros síntomas pueden ser la pérdida de la audición neurosensorial, que generalmente suele darse en grados diferentes. Sin embargo, existe la posibilidad de que esta sede repentinamente y por completo. Ver que una persona presenta una mayor pérdida de la audición en un oído que en otro. Y debido a que el sistema vestibular también se ve comprometido, podemos mencionar que el Barcelona podría manifestar mareos y episodios de vértigo. 

Incluso los nervios de la cara podrían verse afectados por la presión que produce este tumor sobre ellos. También podría resultar en la debilidad o la pérdida del movimiento muscular en el área. Por esta razón, siempre es importante mantenernos al día con nuestro doctor especialista en la salud adoptiva. Tal y como tomamos cuidado de nuestros dientes como antólogo, un odio luego puede encargarse de nosotros en cuanto a Movistar. Habilidad para escuchar. 

Referencias bibliográficas 

GAES. “Qué es el nervio auditivo y para qué sirve”. [https://www.gaes.es/blog/noticias/que-es-el-nervio-auditivo-y-para-que-sirve/]. Consultada el 25 de mayo de 2021.

Psicología y Mente. “Nervio vestibulococlear: qué es y qué funciones tiene”. [https://psicologiaymente.com/neurociencias/nervio-vestibulococlear]. Consultada el 25 de mayo de 2021.

Audifon. “El nervio auditivo y el equilibrio de la función auditiva”. [https://audifon.es/que-es/n/nervio-auditivo/]. Consultada el 25 de mayo de 2021.

FisioOnline. “Vestibulococlear | Qué es, ubicación, dónde se origina, recorrido, ramificaciones, qué zonas inerva y lesiones”. [https://www.fisioterapia-online.com/glosario/nervio-vestibulococlear-o-estatoacustico]. Consultada el 25 de mayo de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.