Otorrino

Un otorrino, también conocido como otorrinolaringólogo, es un médico que se especializa en el área de la otorrinolaringología. Para comprender el significado de esta especialidad podemos estudiar las raíces que la componen. La primera es “ὠτός”, la cual proviene del griego y quiere decir “oído” u “oreja”.  Seguidamente, tenemos a la palabra » rhīno”, quien también proviene del griego y significa “nariz”. La siguiente palabra es “λάρυγξ”, que en español sería “laringe”. Y, por último, está “λόγος «, que quiere decir “dedicado a”. 

Podríamos decir que un otorrinolaringólogo es un especialista dedicado a la atención de patologías relacionadas con el oído, la nariz y la laringe o garganta. Un otorrino es aquel médico que ha sido entrenado para manejar y tratar, tanto médica como quirúrgicamente, a los pacientes con alteraciones en las áreas mencionadas. También estudian y atienden otras estructuras ubicadas en la cabeza, de hecho, el nombre oficial de la especialidad sería “otorrinolaringología y cirugía de cabeza y cuello”. 

Entre las capacidades de un otorrino podemos mencionar el diagnóstico y tratamiento de las enfermedades de los oídos, senos paranasales, laringe y estructuras aledañas. Algunas estructuras de cuello y cara también son atendidas por un otorrino. A continuación, se estará explicando con mayor detalle el trabajo de un otorrinolaringólogo. 

Partes del cuerpo que atiende un especialista en otorrinolaringología 

Por lo general, un otorrino no limita sus habilidades y práctica a un área en específico de la cabeza y cuello. En su lugar, estos especialistas pueden tratar una amplia variedad de condiciones relacionadas a las estructuras. Incluso, algunos otorrinos buscan entrenarse o pulir sus habilidades en algunas de las subespecialidades de la otorrinolaringología. 

Una de estas áreas es el oído. Allí, el otorrino puede identificar patologías que están afectando al sistema auditivo y cuáles son las consecuencias te estas. Los diagnósticos más comunes en el oído suelen ser infecciones, pérdida de la audición, condiciones como tinnitus o acúfenos. Los mareos y vértigo también se encuentran relacionados estrechamente con el sistema auditivo, por lo que un otorrino puede diagnosticar las causas de estos síntomas. 

Por otro lado, los otorrinolaringólogos también deben poseer conocimientos adecuados para tratar patologías en la nariz. Este órgano nos facilita el respirar mientras mantiene la suciedad, alérgenos y demás agentes dañinos alejados. Además de atender alergias, los otorrinos son especialistas en tratar el tabique desviado, rinitis, sinusitis y los dolores de cabeza sinusales. 

En el área de la garganta, un otorrino atiende los desórdenes que afectan a la habilidad del paciente para hablar y tragar propiamente. Afecciones como dolores de garganta, ronquera, enfermedades provocadas por reflujo gastroesofágico. Las infecciones de la garganta, tumores en esta área y los trastornos de las vías respiratorias son responsabilidad de un otorrinolaringólogo. 

En cuanto a los casos pediátricos, los otorrinos han sido entrenados para tratar a las condiciones de desarrollo de los niños. Los especialistas en otorrinolaringología atienden los defectos congénitos de la cabeza y cuello, infecciones de oído y de los adenoides, problemas de las vías respiratorias, asma, alergias y mucho más. 

Subespecialidades de la otorrinolaringología 

Para ser un especialista en otorrinolaringología primero es necesario cursar una carrera de medicina. Una vez completada la licenciatura, lo siguiente es realizar los estudios requeridos por aproximadamente 4 años. Es necesario que el especialista no tenga que derivar a sus pacientes a algún otro doctor en caso de una cirugía, sino que la realice por sí mismo. 

Cada área que el otorrino atiende debe ser estudiada a profundidad para así brindar el servicio adecuado. Es por esta razón que, dentro de la otorrinolaringología, existen una serie de subespecialidades que el especialista debe conocer. Estas disciplinas se tratan del estudio de las áreas específicas que conciernen a la otorrinolaringología, las siguientes son algunas de ellas: 

Audiología  

Cuando se trata del estudio de las estructuras del oído y de la prevención de los problemas en el sistema auditivo, la audiología entra en el juego. Esta subespecialidad de la otorrinolaringología está centrada en la compresión de los distintos fenómenos acústicos y cómo se relaciona el ser humano con ellos.  

Un especialista en audiología puede identificar, diagnosticar, tratar y monitorear las distintas afecciones del sistema auditivo y el sistema vestibular. En la audiología, el otorrino debe estar preparado en cuanto a la rehabilitación para las discapacidades auditivas, donde se pueden aplicar las prótesis auditivas o terapias. 

Rinología 

En cuanto a la nariz, la rinología es la ciencia encargada de estudiar todas sus estructuras y los órganos que se relacionan. En cuanto a esto último, podríamos mencionar a los senos paranasales, el cavum y la trompa de Eustaquio. Por supuesto, también se encarga de atender a los diferentes desórdenes que modifican el estado de salud de todo lo mencionado. 

De mano con los neurocirujanos, un especialista en rinología puede realizar tratamientos quirúrgicos para aliviar los problemas nasales. Entre estos procedimientos se pueden tratar los tumores en la base del cráneo, en la nariz y senos paranasales, en los cuales se utiliza una cirugía endoscópica de la base del cráneo.  

Laringología y neurolaringología 

La laringología es una rama de la otorrinolaringología que se centra en el estudio de las enfermedades y afecciones de la laringe. Cuando se trata de los problemas de la voz y sus trastornos, el especialista en laringología puede encargarse de atenderlos. Esto se debe a que la laringe se encuentra en el cuello, y es en ella donde se ubican las cuerdas vocales.  

La neurolaringología, por otro lado, surge como consecuencia de la necesidad de aplicar tratamientos adecuados a las alteraciones sensitivas de esta área. Es por esto que se encarga también de los procesos fonatorios, respiratorios y de deglución.  

 

Otoneurología 

Esta subespecialidad es una combinación de la otología y la neurología.  La primera de ellas se encarga de estudiar las características del oído y sus patologías. Por otro lado, la neurología es la ciencia que estudia y analiza el funcionamiento del cerebro y el sistema nervioso. 

Es decir, la otoneurología es la subespecialidad encargada del estudio de los diferentes trastornos de la audición que comprometen al sistema nervioso central. Asimismo, en la otoneurología también atiende las diferentes patologías del equilibrio, pues el sistema auditivo está estrechamente relacionado con el sistema vestibular.

Referencias bibliográficas

Audifon. Las funciones y la profesión del otorrino para tu oído”. [https://audifon.es/que-es/o/otorrino/]. Consultada el 10 de Junio de 2021.

Doctor Akí. “Enfermedades que atiende el otorrino(a)”. [https://www.doctoraki.com/blog/bienestar-y-salud/enfermedades-que-atiende-el-otorrino-a/]. consultada el 100 de Junio de 2021.

Clínica Las Condes. “¿Qué es un otorrinolaringólogo?”. [https://www.clinicalascondes.cl/getattachment/CENTROS-Y-ESPECIALIDADES/Especialidades/Otorrinolaringologia/Informacion-para-los-Pacientes/otorrinolaringologo.pdf.aspx]. Consultada el 10 de Junio de 2021.

Instituto Nacional de Cáncer. “Definición de otorrinolaringólogo”. [https://www.cancer.gov/espanol/publicaciones/diccionarios/diccionario-cancer/def/otorrinolaringologo}. Consultada el 10 de Junio de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.