Pabellón de la oreja

Nuestros oídos están compuestos por un amplio número de estructuras que hacen posible el milagro de la audición. Todas estas están contenidas en las tres secciones que comprenden al oído. El oído externo, el oído medio y el oído interno son las divisiones que componen a este órgano sensorial tan importante. 

Antes de que el sonido si quiera entre al oído debe encontrarse con la primera de todas las estructuras implicadas en la audición. A esta parte se le denomina pabellón auricular, aurícula o pinna. Sin embargo, es más conocida como oreja, y es la única estructura del oído que puede ser observada a simple vista. 

Su nombre proviene del latín “auris”, un diminutivo de la palabra “auricula”, donde la primera significa “oreja” y la segunda “lóbulo de la oreja”.  Esta parte del oído es de suma importancia para el procesamiento y captación de los sonidos del ambiente. Es por esta razón que, cuando hay alguna patología que modifica su estructura, la audición también se ve alterada. 

Anatomía del pabellón auricular 

En los humanos la aurícula es prácticamente rudimentaria y generalmente permanece inmóvil. Siempre están dispuestas a los costados de la cabeza y está compuesta por una placa delgada de un cartílago elástico. Esta capa de cartílago, a su vez, se encuentra recubierta por una fina piel ajustada sobre él.  

Este cartílago del pabellón auricular tiene una forma moldeada con huecos, crestas y surcos que definen una forma de un embudo un tanto irregular. Es esta forma la que permite que el sonido pueda ser captado y redirigido hacia el conducto auditivo externo. Este último es la estructura que le sigue a la aurícula. 

La oreja tiene varios músculos básicos muy pequeños que mantienen una conexión entre el cráneo y el cuero cabelludo. Por lo general, estos músculos no son funcionales en los seres humanos. Sin embargo, existen algunas personas que tienen la capacidad de mover de manera limitada a estos músculos.  

El borde prominente de la oreja también es conocido con el nombre de hélice o hélix. Mientras tanto, de forma paralela y enfrente de esta estructura, podemos encontrar a la antihélice. Esta última consta de dos haces cuya estructura se asemeja a una “Y” y forman una depresión triangular conocida como “fossa triangularis”. 

La única parte del pabellón auricular que no tiene cartílago es el lóbulo, Esta se encuentra compuesta de tejidos conectivos adiposos y areolares duros. Por lo mismo, carecen de elasticidad y firmeza, como el resto del pabellón auricular. Por otro lado, tenemos el trago, y es una pequeña prominencia de la oreja, el cual se sitúa enfrente de la concha. Y justo encima del óvulo podemos encontrar el antitrago. Y, por supuesto, en la oreja también podemos encontrar la entrada que permite que el sonido se dirija hacia el canal auditivo externo. 

Afecciones del pabellón auricular 

Como cualquier otra parte del cuerpo, el pabellón auricular, también es susceptible ante ciertas enfermedades que pueden afectar su funcionamiento. La oreja se informa cuando el bebé se encuentra creciendo dentro del útero de su madre. Mientras que se están formando muchos otros órganos, también están en el mismo proceso. Es por esta razón que los cambios en la forma normal de la oreja puede ser un indicador de que existen otros problemas en el desarrollo de los demás órganos. 

En lo que concierne al oído, las enfermedades más comunes suelen ser las infecciones de cada una de las secciones que lo componen. Por lo tanto, cuando existe una otitis externa, la cual es una infección de la sección externa del oído, el pabellón auricular puede verse comprometido. Generalmente este tipo de infecciones provoca una hinchazón, lo cual evita que el sonido pueda trasladarse de manera eficiente hasta las siguientes estructuras del oído. 

Por otro lado, cuando se trata de una infección que solamente comprende al cartílago del pabellón auricular, esta es conocida como pericondritis. Generalmente esta infección está dada por algún factor que lastime o provoque algún tipo de herida o inflamación en el cartílago del pabellón auricular. En este tipo de casos lo normal es observar enrojecimiento o dolor e inflamación de la oreja. 

También es normal evidenciar episodios de fiebre en el paciente que está sufriendo de esta infección. Asimismo, es normal que se acumule pus entre el cartílago y la capa de tejido conjuntivo que lo rodea. En casos graves, el pus y la hinchazón son capaces de interrumpir el aporte de sangre del cartílago, generando así una destrucción y provocando la deformación de la oreja. El tratamiento de esta enfermedad consiste generalmente en antibióticos y el drenaje del pus, en caso de que haya un absceso en la oreja. 

Desarrollo de la oreja 

En los humanos el primer indicador que se tiene del desarrollo de la oreja es observable a partir de la sexta semana de gestación. Esta se genera a partir de los montículos auriculares, los cuales derivan de El primer y segundo arcos faríngeos. Actualmente, los montículos que se han desarrollado en los Pliegues del pabellón auricular se desplazan hacia arriba y hacia atrás hasta llegar a su posición final en la cabeza. 

Los primeros montículos son derivados del primer arco branquial y estos son los que formarán lo que se convertirá en el trago, el pilar de la hélice y la hélice, respectivamente. La capacidad de la percepción sensitiva cutánea en estas áreas es producida a través del nervio trigémino. Por otro lado, los 3 últimos montículos que se generan derivan del segundo arco branquial y son quienes forman el antihélice, el antitrago y el lóbulo. 

Como se mencionó previamente, las funciones de la aurícula son en recopilar el sonido y poder direccionar hacia el canal auditivo externo. Gracias a su forma de embudo, es capaz de recoger las ondas sonoras y amplificar el sonido para dirigirlo hacia las estructuras internas del oído. También es capaz de funcionar como una especie de filtro. A través de la oreja se seleccionan preferentemente aquellos sonidos que se encuentran en el rango de la frecuencia del habla humana.

Referencias bibliográficas

Audifon. Las enfermedades del pabellón auditivo que tienes que saber”. [https://audifon.es/que-es/p/pabellon-auditivo/]. Consultada el 12 de junio de 2021.

Britannica. “Auricle | ear”. [https://www.britannica.com/science/auricle-ear]. Consultada el 12 de junio de 2021.

SEORL. “PATOLOGÍA INFLAMATORIA DEL OÍDO EXTERNO. OTITIS EXTERNA. OTITIS EXTERNA MALIGNA.”. [https://seorl.net/PDF/Otologia/013%20-%20PATOLOG%C3%8DA%20INFLAMATORIA%20DEL%20O%C3%8DDO%20EXTERNO.%20OTITIS%20EXTERNA.%20OTITIS%20EXTERNA%20MALIGNA.pdf]. Consultada el 12 de junio de 2021.

MSD Manuals. “Pericondritis”. [https://www.msdmanuals.com/es-ve/hogar/trastornos-otorrinolaringol%C3%B3gicos/trastornos-del-o%C3%ADdo-externo/pericondritis]. consultada el 12 de junio de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.