Cofosis

El término cofosis es otro nombre para la pérdida total de la capacidad auditiva. Otra manera en la que se le conoce es como “anacusia”, siendo esta condición capaz de afectar a uno o ambos oídos. No existe un solo factor que pueda causar la cofosis, pues existen muchas maneras en las que se pueda adquirir. 

Las personas que padecen este tipo de sordera se les hace muy difícil, o casi imposible, escuchar los sonidos en general. La incapacidad para escuchar puede ser un rasgo hereditario, o incluso puede ser el resultado de una enfermedad, traumatismo o de la mala administración de medicamentos. 

No debe confundirse con la hipoacusia, la cual es la pérdida de la audición pero en un nivel parcial. Para las personas que sufren esta última condición tienen más posibilidades de poder corregir su audición a través del uso de prótesis auditivas. Sin embargo, las posibilidades se reducen en el caso de la cofosis, siendo el implante coclear una alternativa solamente en casos especiales. 

La cofosis se caracteriza principalmente por la pérdida de la capacidad auditiva de hasta 120 dB. Es una condición que no es muy común, pues aún en la pérdida de audición profunda solo se registra una pérdida de 90 dB. Y en este último caso los pacientes aún pueden percibir levemente algunos sonidos, algo que es casi imposible en la cofosis.

Clasificación de los tipos de cofosis 

La cofosis, o anacusia, puede clasificarse dependiendo de si afecta a uno o ambos oídos. Si la deficiencia total de la audición se presenta únicamente en un oído, entonces se determina la cofosis unilateral. Pero cuando se trata de ambos oídos se le conoce como cofosis bilateral. 

Las circunstancias en las que se desarrolle la anacusia condicionarán el tipo de tratamiento que debe ser aplicado al paciente. Esto se debe a que las causa entre la cofosis unilateral y bilateral suelen diferir hasta cierto punto. Por tal razón es necesario determinar con exactitud el tipo de cofosis que sufre el paciente. 

Diagnóstico de la anacusia 

Para poder determinar el nivel de pérdida de la audición es necesario someter al paciente a un procedimiento de pruebas especiales. La audiometría es el examen a través del cual se evalúa la capacidad auditiva de una persona. Es una prueba fundamental para conocer hasta qué grado puede afectar una enfermedad al sistema auditivo.

En la audiometría tonal el paciente debe ubicarse dentro de una cabina aislada de sonidos exteriores. Allí deberá utilizar auriculares, pues es parte del equipo que debe utilizar para que la prueba funcione. Con esta prueba se puede medir el umbral auditivo gracias a la emisión de distintas frecuencias a través de los auriculares.

Existen dos maneras a través de la cual se mide la capacidad auditiva. Una de ellas es a través de la vía ósea, una forma en la que se permite la percepción clara de los sonidos. Esta última depende de que se conserve la función coclear. La otra vía es aérea, la cual se logra cuando el sonido alcanza al oído a través del aire.

La audiometría más común es aquella que es conocida como audiometría tonal. A través de ella se me ve la capacidad de percepción de la intensidad y el tono de los sonidos. La cofosis se diagnostica cuando el paciente no puede percibir ni siquiera residuos de los sonidos a los cuales se les expone.

A través de una anamnesis completa el doctor también puede identificar las causas por las cuales se ha producido una anacusia. Existe la posibilidad de que previo a las aplicaciones de otro tipo de pruebas se realice una otoscopia simple. Esto se hace para determinar que no exista algún cuerpo extraño dentro del oído.

Causas principales de la cofosis

Cómo se estableció previamente no existe una sola causa para la aparición de la cofosis. La anacusia puede aparecer por razones diversas, englobando a los motivos congénitos que pueden manifestarse incluso antes del momento del nacimiento. Y también podemos mencionar a causas adquiridas como los traumas físicos, por ejemplo: la anacusia puede ser una secuela después de un accidente automovilístico.

Causas congénitas de la anacusia

Estas pueden ser observadas al nacer, o se van desarrollando lentamente luego del nacimiento. Entre ellas podemos encontrar a las deformidades en el canal auditivo que no permiten el paso adecuado de los sonidos. Los percances durante el proceso del embarazo también pueden afectar gravemente la capacidad auditiva del bebe. 

El nacimiento prematuro en algunos casos puede ser la causa de la pérdida total de la audición. El uso abusivo de las drogas contribuye grandemente al desarrollo inadecuado del bebé. Los medicamentos al ser usados sin un control correcto causan un daño grave a las células sensoriales del oído, dañando el nervio auditivo.

Causas adquiridas de la anacusia

Las causas de la anacusia no tienen que  ser solamente genéticas.  Existen otro grupo de causas a través de las cuales podemos sufrir de sordera total y se conocen como causas adquiridas. Un ejemplo de esto puede ser el tratamiento inadecuado que se le da a la enfermedad de Menière. Esta es es un trastorno del oído interno que provoca episodios de vértigo y la pérdida leve de la audición.

La continua exposición a ruidos de alto volumen también puede contribuir a largo plazo en la pérdida absoluta de la capacidad auditiva. Traumas directos a la cabeza o daños en el oído interno también puede ser una razón por la cual una persona presenta una grave pérdida de la audición.

Las enfermedades infecciosas como la meningitis y el sarampión al no ser atendidas de la manera correcta también pueden resultar en la aparición de la cofosis. También los objetos extraños que han sido introducidos al oído puede provocar una pérdida temporal de la audición.

Tratamientos y remedios para la cofosis

Los especialistas en otorrinolaringología o un audiólogo son las personas capaces para diagnosticar la pérdida total de la audición.  Si tienes la sospecha de que estás perdiendo progresivamente la audición es necesario que acudas alguno de estos especialistas. De esta manera podrán realizar un examen audiométrico para determinar tu condición.

Cuando se trata de una cofosis unilateral, lo más probable es que se adapte un audífono auxiliar al oído afectado. Lo que se busca con esto es poder proporcionar un poco de mejoría en la audición del paciente. Es necesario un audífono con la suficiente potencia para que la persona pueda percibir el sonido con más claridad.

Para los casos donde la cofosis es bilateral, si existe la posibilidad, se hará un implante coclear. Esta podría ser la medida más efectiva en contra de la sordera total. Este implante tiene la misión de amplificar en gran manera los sonidos que percibe el oído. Solamente es aplicado en los pacientes con pérdidas severas de la audición.

En ambos casos un especialista debe estar al pendiente para monitorear el al paciente y la efectividad de los tratamientos. En algunos casos de cofosis bilateral se pueden utilizar ambos métodos; tanto la cirugía como la aplicación de un audífono auxiliar en combinación para mejorar la calidad de vida del paciente.

Referencias bibliográficas

Audifon. “La cofosis una patología del oído poco común”. https://audifon.es/que-es/c/cofosis/. Consultada el 1 de abril de 2021.

GAES. “Cofosis o Anacusia: Pérdida total de la audición”.  https://www.gaes.es/enfermedades-oido/enfermedades-discapacidad-auditiva/cofosis. Consultada el 1 de abril de 2021.

SEORL CCC. “Hipoacusia unilateral: la pérdida de audición en un oído”. https://seorl.net/hipoacusia-unilateral-perdida-audicion/. Consultada el 1 de abril de 2021.

Blog of Kiversal. “What is anacusis or deafness?”. https://blog.kiversal.com/en/what-is-anacusis/. Consultada el 1 de abril de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.