Otitis externa – Oído de nadador

El oído es el órgano sensorial a través del cual tenemos la oportunidad de escuchar los sonidos que nos rodean. Es el encargado de transformar las ondas mecánicas producidas por las funciones que son causadas por los ruidos en señales que el cerebro pueda entender. Lograr esto, el oído cuenta con una cantidad de herramientas que ayudan en la percepción, amplificación y transformación de los sonidos. 

Normalmente al oído se le divide en tres secciones: el oído interno, el oído medio y el oído externo. En el oído externo podemos encontrar el pabellón auricular y el canal auditivo externo. Estos son los encargados de percibir y captar los sonidos del alrededor y dirigirlos a ser oído medio. Y como cualquier otra parte del cuerpo, el oído también es vulnerable ante enfermedades que pueden afectar su funcionamiento. 

Una de las enfermedades más comunes que afecta al oído es la otitis externa. Esta se caracteriza como una inflamación e infección que se ubica dentro del conducto auditivo externo. Esta enfermedad también recibe el nombre de oído de nadador. Esto último se debe a que es una infección bastante común entre las personas que practican natación. La mayoría de los casos de la otitis externa suceden debido al exceso de humedad atrapada en el conducto auditivo externo. 

Esta es una enfermedad que puede ser evitada siempre y cuando se mantenga un cuidado correcto del conducto auditivo. Si no se le toma atención al momento donde comienza a desarrollarse, puede causar ciertos daños al aparato auditivo, derivando en situaciones más graves. Pero normalmente al tratarse a tiempo, esta enfermedad puede desaparecer fácilmente. 

Síntomas de la otitis externa

Cuando una persona está sufriendo de otitis externa, el síntoma que predominará será el dolor de oído. La intensidad de este dolor y la extensión del mismo dependerá de la gravedad de la infección presente. A diferencia de otros tipos de infecciones de oído, esta empeora cuando se toca o se hala suavemente del oído externo. El pabellón auricular tiene una parte conocida como trago, la cual es una porción en forma de lengüeta que se proyecta justamente enfrente del canal auditivo. Acciones como tocar esta parte del oído puede agudizar severamente el dolor. 

Otro de los síntomas comunes en esta enfermedad es la secreción del oído. Debido a la infección, es posible que el oído comience a generar líquidos y pus que expulsados a través de la abertura del canal auditivo. Además de la inflamación del canal auditivo, también se vuelve parte de los síntomas que son causados por esta enfermedad. Cuando estos dos últimos síntomas se hacen presente, es posible que se provoque una obstrucción del canal auditivo. 

Cuando el canal auditivo se encuentra obstaculizado es posible que se presente una pérdida auditiva conductiva. La picazón también es uno de los indicadores de la presencia de una infección en el oído externo. Esta suele ser uno de los agravantes de la infección, debido a que la persona intenta rascarse con algún objeto, insertándose al canal auditivo. Esto conduce normalmente a traumas adicionales en la piel, debido a que esta es altamente sensible. Por lo tanto, esta afección puede empeorar si se realiza esta acción. 

Causas  

Como lo mencionamos previamente, la causa principal por la cual se desarrolla la otitis externa es por la permanencia de humedad dentro del canal auditivo. Por esta razón es que recibe el nombre de oído de nadador, ya que son estas personas las más propensas a contraer la infección. Pero la humedad es solamente uno de los factores necesarios para el desarrollo de la infección en el oído externo. 

Por supuesto, para que una infección se pueda desarrollar, también es necesaria la presencia de gérmenes u hongos que puedan infectar la piel. Además de lesiones en la piel, también pueden contribuir a que una infección se expanda rápidamente. Aunque eso también puede suceder si la piel del canal auditivo está sana, pero se le expone a una concentración alta de patógenos que pueden producir una infección. Por ejemplo, si se le sumerge al oído en un estanque contaminado o en aguas residuales, esto podría desencadenar un episodio de otitis externa aguda. 

Cuando la unidad permanece durante mucho tiempo en el canal auditivo, esto provoca que se crea un ambiente esencial para la expansión de bacterias y hongos. En el caso de las infecciones por hongos esta suele ser inofensiva. Sin embargo, existen situaciones donde estas provocan un dolor implacable y debilitante, el cual solamente puede ser eliminado cuando el hongo es completamente removido. 

Diagnóstico para la infección de oído externa

Cuando se realicen los diagnósticos de una otitis externa, se debe seleccionar el oído. Ante una infección del oído externo desarrollada, el oído suele aparecer enrojecido e hinchado. En algunos casos, el aspecto que presenta el oído puede asimilarse al de un eczema, En cuanto a la descamación de la piel se trata. Un examen físico es importante para determinar el diagnóstico clínico. Como se mencionó anteriormente, al tocar o mover el oído externo, el dolor aumenta. 

Debido a que se estrecha el canal auditivo a causa de la inflamación, observar el tímpano con un otoscopio puede ser una tarea difícil. Es por esta razón que el diagnóstico de la otitis externa en general es presuntivo. Y, por lo tanto, para evaluar la evolución de la enfermedad se requieren visitas posteriores para examinar completamente el oído. 

Aunque a través del cultivo de las secreciones se puede identificar qué tipo de bacterias están presentes en el oído, esto generalmente no es realizado. Sin embargo, en casos donde la otitis externa es crónica, sí puede ser necesario la realización de un cultivo. Esto se hace con el fin de determinar ante cuales patógenos, están enfrentando y así poder indicar un tratamiento más enfocado. 

Es posible que, durante el desarrollo temprano de esta infección, el diagnóstico sea pasado por alto. El examen, que es realizado al oído, con la excepción del dolor, con la manipulación, es casi normal en estos casos. Un hallazgo visual más determinante en una etapa temprana de la infección, puede ser la falta de cerumen en el canal auditivo. 

Tratamiento para el oído de nadador

Cuando se trata una infección del oído externo, las soluciones efectivas para el canal auditivo incluyen agentes acidificantes y secantes. Estos pueden utilizarse por sí solos o en combinación para lograr un efecto mayor. Cabe destacar que cuando la piel del canal auditivo está muy inflamada, el uso de un ácido acético del oído puede ser muy doloroso. Existe una preparación farmacológica conocida como la solución de Burow, la cual consiste en una mezcla tamponada de sulfato de aluminio y ácido acético. Está demostrado ser eficiente en contra de la otitis bacteriana y fúngica. 

Podemos decir que los pilares del tratamiento contra la otitis externa son las gotas para los oídos. Algunas de ellas contienen antibióticos, ya sean antibacterianas y antifúngicas. Mientras tanto, otros solamente están diseñados para acidificar el entorno del canal auditivo y así prevenir el crecimiento bacteriano. Incluso algunas gotas contienen esteroides antiinflamatorios que ayudan a aliviar la hinchazón. 

Los restos de residuos de cera, piel mudada y pose del canal auditivo deben ser eliminados. De esta manera se logra que el contacto del medicamento sea directo con el canal auditivo y así sea menor el tiempo de recuperación. En los casos donde el canal auditivo se ha hinchado de tal manera que las cosas no pueden penetrar lo suficiente, es necesario que el médico haga una limpieza cuidadosa.

Referencias bibliográficas

Elsevier. “OTITIS EXTERNA: DIAGNÓSTICO Y MANEJO PRÁCTICO”. [https://www.elsevier.es/es-revista-revista-medica-clinica-las-condes-202-articulo-otitis-externa-diagnostico-y-manejo-S0716864016301250]. Consultada el 4 de mayo de 2021.

Clínica Universidad de Navarra. “Otitis externa aguda: Síntomas, diagnóstico y tratamiento”. [https://www.cun.es/enfermedades-tratamientos/enfermedades/otitis-externa-aguda]. Consultada el 4 de mayo de 2021

NHS. “Otitis externa symptoms & treatments – Illnesses & conditions”. [https://www.nhsinform.scot/illnesses-and-conditions/ears-nose-and-throat/otitis-externa. Consultada el 4 de mayo de 2021.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.