Cuidados del oído

La limpieza del oído es importante, pero también lo es el cuidado de los ruidos y heridas. Entender que el oído necesita un cuidado dedicado te ayudará a proteger tu audición y la efectividad de tu capacidad auditiva. Una vez que se daña la audición es casi imposible poder devolverla a un estado efectivo.

Por eso es importante generar conciencia sobre la prevalencia de la pérdida auditiva. El diagnóstico temprano es de suma importancia para evitar que los problemas aumenten con el paso del tiempo. Conocer las señales de la pérdida auditiva, tener consultas regulares y saber que cuidados debes tener para tus oídos son de suma importancia.

La oreja es la parte más visible del sistema auditivo humano, esto quiere decir que es la que está más expuesta a recibir daños exteriores. Limpiarla y prevenir infecciones son prácticas que debes tener en cuenta. El cuidado de los oídos también se trata de evitar ruidos y estar al pendiente de una posible pérdida auditiva.

Limpieza

Lo creas o no los oídos tienen un mecanismo a través del cual se puede limpiar a sí mismos. Eso es posible gracias al cerumen que se genera dentro del canal auditivo. El cual se encarga de evitar que partículas de suciedad lleguen más allá dañando así las otras partes del oído interno. 

Cada vez que masticas o al hacer movimientos con tu boca, la acción de los músculos faciales provoca que la cera sea expulsada hacia afuera. Herramientas como los hisopos de algodón y las velas para oídos pueden causar daños serios al tímpano y conducen a la pérdida auditiva.

Utilizar objetos pequeños para limpiar el interior del oído provoca que la cera comience acumularse en la parte trasera del canal auditivo. Si esto llega a suceder no intentes remover el tapón de cerumen por ti mismo. Debes acudir a un profesional de la salud para que lo haga con herramientas especiales y así evitar daños a la estructura auditiva.

Las personas que tienen oídos perforados pueden limpiar el lóbulo de sus orejas regularmente con alcohol. Esto ayuda a eliminar las bacterias y evitar posibles infecciones en el área exterior del oído.

Protección ante los ruidos

La  y cera de oído y limpieza general no es el único factor sobre al cual debes prestar atención. La exposición a sonidos con niveles muy altos de volumen juega un rol muy importante en la pérdida auditiva. Y esta exposición no solamente se encuentra en trabajos industriales sino que también se puede hallar en actividades cotidianas del hogar.

Los sonidos de alta frecuencia que emiten los aparatos como las podadoras y los sopladores de hojas pueden causar daños en el oído. La exposición constante sin alguna protección auditiva provoca serios daños en los componentes del sistema auditivo. 

Si estás utilizando audífonos y una persona es capaz de oír lo que tú estás escuchando entonces el volumen está muy alto. Además brindarle un descanso apropiado a tus oídos puede ser de gran ayuda para mantener una buena salud auditiva.

Si asistes a algún concierto donde sabes que la música será muy alta te recomendamos utilizar tapones de oído. Esto se encargan de evitar que los sonidos con mucho volumen puedan dañar el canal auditivo. 

Cuidado médico

Debido a la manera en la que nuestro cuerpo está conectado algunas enfermedades pueden hacer que aparezcan infecciones en el oído. Sí experimentas picazón o algún tipo de dolor en tu oído, es necesario que acudas a un doctor para que pueden hacer la examinación adecuada 

Los audiólogos son profesionales que se especializan en problemas de la audición. Puedes acudir a ellos regularmente para hacer chequeos de tu sistema auditivo. Ante cualquier sospecha de pérdida auditiva es necesario consultar a un profesional para que haga las pruebas que determinen si existe alguna condición de riesgo.

Además algunos medicamentos pueden inferir en la pérdida auditiva si son usados constantemente. El uso frecuente de analgésicos, como las aspirinas o el ibuprofeno, puede provocar una pérdida de la audición temporal o permanente. El acetaminofén también se incluye en la lista de los medicamentos que pueden afectar tu audición si los tomas asiduamente.

Estos son conocidos como medicamentos ototóxicos. Y a pesar de ser los medicamentos más comunes utilizados alrededor del mundo, pueden influir gravemente en la audición del ser humano. Por esa razón, automedicarte no es lo correcto sino que debes consultar con algún doctor quien te indicará cómo y cuándo debes  tomar tu medicación

Referencias bibliográficas

Miracle.Ear. “How to Take Care of Your Ears”. https://www.miracle-ear.com/hearing-health/ear-care. Consultada el 25 de marzo de 2021.

Cleveland Clinic. “Ear Care: Cleaning, Harm Prevention, Hearing Loss Symptoms”. https://my.clevelandclinic.org/health/articles/13076-ear-care-tips. Consultada el 25 de marzo de 2021.

Alvord LS, Farmer BL (1997). «Anatomy and orientation of the human external ear«. Journal of the American Academy of Audiology.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.